Los escaladores Kevin Jorgeson y Tommy Caldwell culminaron el ascenso al monolito más grande del mundo sin equipo, reseñó BBC.

Según ese medio, los hombres tardaron más de dos semanas en llegar a El Capitán, en el parque nacional de Yosemite, en California. Asimismo, se detalló que los escaladores solo usaron sus manos y sus pies y que subieron por "la pared del amanecer", que es considerada como la más difícil del mundo.

En la galería de arriba encontrarán las impresionantes imágenes de la hazaña de Kevin Jorgeson y Tommy Caldwell. El fotógrafo Corey Rich documentó todo el trayecto de los escaladores estadounidenses.