Pasa en uno de 500 mil nacimientos alrededor del mundo. Sería impensable que una bebé naciera "embarazada", pero esto pasó con una niña de Hong Kong que vino al mundo con dos fetos de 8 a 10 semanas de gestación. Los dos estaban cubiertos en piel.

Estos ya tenían piernas, brazos e intestinos. Uno pesaba 14 gramos y el otro 9. Tuvieron que removérselos en cirugía y la niña fue dada de alta ocho días después, informó el tabloide Daily Mirror. El suceso, que fue detallado en la revista Hong Kong Medical Journal. Actualmente, en el mundo, se han reportado casos como el de la niña, pero han sido menos de 200.

"Como es imposible que la niña haya concebido por sí misma, debió ser cosa de sus padres", afirmó uno de los doctores implicados en el caso. Probablemente, la fertilización de los fetos estuvo en el lugar equivocado o debido a los múltiples abortos de la madre, esto también pudo suceder.

El hospital no ha dado declaraciones.

En la galería: Famosos con curiosas deformidades. Para leer la información, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".