Una nube de gas tóxico cubre la región de Cataluña, en España. Hasta el momento, no se han reportado personas fallecidas.

Los hechos sucedieron poco después de las nueve de la mañana, hora local, cuando en el exterior de la empresa Simar, ubicada en la comunidad de Igualada en Cataluña, trabajadores mezclaron dos químicos, lo que provocó una explosión y la nube de vapor irritante de color naranja.

Hasta el momento, solamente se han reportado dos heridos, mientras que Marc Castells, alcalde de Igualada, recomendó a embarazadas, ancianos, niños de 0 a 3 años y personas con problemas respiratorios no salir de su casa. También se reporta que 23 guarderías mantienen a cerca de 600 niños confinados hasta recibir nuevas instrucciones.

"El químico es mucho más pesado que el aire y caerá sobre la zona, sin que represente un riesgo grave para la población", aseguraron fuentes del Consejo de Interior; según información del diario El País.