Se dice que el perro es el mejor amigo del hombre y un agente de policía lo pudo comprobar.

El oficial Todd Frazier se detuvo para verificar qué pasaba con un auto que estaba estacionado de manera sospechosa en el condado de Hancock, Mississippi, cuando tres hombre lo atacaron.

Frazier temió por su vida cuando los sospechosos lo llevaron hacia el bosque. Sin embargo, por suerte para él, su héroe de cuatro patas estaba muy cerca.

Durante su ataque, Frazier consiguió liberar una mano y presionar un botón del control remoto de su automóvil que liberaba a Lucas, el perro policía.

Lucas se dio cuenta de inmediato que su colega estaba en peligro y mordió a uno de los atacantes, antes de que hiciera huir a toda la pandilla.

Debido a la intervención heroica de Lucas, Frazier fue llevado al hospital por heridas menores y dado de alta en breve.

Los atacantes, que la policía cree que puede ser miembros de las bandas locales, siguen en libertad después de huir de la escena en el mismo automóvil que Frazier investigaba, informó el periódico estadounidense "The Clarion Ledger".