Las mujeres más calientes son las más inseguras, así que no olvides tratarlas como basura" o "es mucho más fácil tratarla como una mierda si la objetificas primero", son frases que Julien Blanc usaba en sus seminarios (impartidos a través de la agencia Real Social Dynamics) para que las mujeres "rogaran tener sexo" con los hombres.

Blanc se vende como un artista para conseguir pareja y en sus videos enseña cómo insultar a las mujeres, acosarlas (como se ve en un video donde toma las cabezas sin su permiso y las pone en su pene) e incluso ahogarlas. Y todo por tres mil dólares. De hecho, una de sus técnicas tuvo un controvertido hashtag, llamado #ChokingGirlsAroundTheWorld.

Por supuesto, sus técnicas han generado tal indignación por proponer la cultura de la depredación sexual, que Australia y Canadá ya le negaron la entrada. Más de 255 mil personas tampoco quieren que entre en Brasil, lo mismo que otras 30 y 90 mil personas en Corea y Reino Unido a través de peticiones formales. La campaña de la activista Jenn Li llamada #TakeDownJulienBlanc ya lleva en Facebook más de 9 mil seguidores.

El que ahora es llamado "el hombre más odiado del mundo", vio cómo el activismo hizo que lo echaran de Australia y ahora que irá a Reino Unido, los artículos de opinión en grandes medios como The Guardian ya boicotean sus seminarios, que solo se harán vía streaming. De hecho, en los mismos se veía cómo ahogaba y mandaba a callar mujeres en sus clases. Por supuesto, Blanc ya no es tan activo en sus redes sociales y muchos más se unen para boicotear sus seminarios alrededor del mundo, informó The Guardian.