Sucedió en Homs, Siria. Y a diferencia de las otras aterradoras ejecuciones de ISIS, esta impactó por los gestos que tuvieron los integrantes del grupo hacia sus víctimas: los abrazaron antes de matarlos por lapidación. Era una pareja gay.

Para los simpatizantes del Estado Islámico, esta es una muestra de "compasión" y "perdón" hacia sus víctimas. En las fotografías se puede ver a los dos hombres, con los ojos vendados y aceptando su destino.  Hay varios integrantes del grupo y gente que los apoya viendo la ejecución. Todo aparece en video.

Estas fotografías hacen parte de la propaganda de ISIS, que muestra cómo sus integrantes han asesinado a homosexuales y a mujeres por adulterio. También han exhibido sus decapitaciones hacia los desertores. Y por supuesto, también muestran en redes sociales lo que han hecho con hombres acusados de ser gay, lanzándolos desde los techos de la ciudad de Raqqa. Todo obedece, por supuesto, de su control sobre la región. De esta manera muestran su autoridad.

Según reporta el portal "The Daily Beast", las víctimas están "calmadas" porque las drogan antes. Pero en cuanto a los abrazos, muestran que realmente lo que está haciendo el grupo no es un pecado ni mucho menos un asesinato.

En la galería: algunos datos sobre ISIS. Para leer la información desde un smartphone o tablet, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".