Las autoridades mexicanas   podrían citar en los próximos días a la exreina de belleza Emma Coronel, por considerarla una pieza clave en la fuga de Joaquín "El Chapo" Guzmán.

Según la prensa mexicana, Coronel se encuentra entre los principales sospechosos de colaborar en el escape de Guzmán, a quien visitó en la cárcel “El Altiplano”, de máxima seguridad, días antes de que huyera.

La mujer de 25 años, de ciudadanía estadounidense y mexicana, ha estado vinculada con el cartel de Sinaloa. Es esposa de Guzmán y fruto de esa unión nacieron sus hijas.

Desde que nació la joven ha estado ligada al narcotráfico ya que es hija de Inés Coronel Barrera, detenido en abril de 2013 por narcotráfico, y sobrina de Ignacio “Nacho” Coronel, quien fue ejecutado por narcoactividad en 2010 por el ejército mexicano.

Fue coronada a los 17 años como Reina de la Gran Feria del Café y la Guayaba en 2007, en Durango, uno de los tres Estados del “Triángulo Dorado” del narcotráfico mexicano, justo un año después se casó con "El Chapo".