Miembros del municipio Ferreñafe, al norte de Perú decidieron hacer una buena acción por un indigente.

El hombre de 83 años identificado como Luciano Chumán, mejor conocido como “el loco Chumán”, tuvo una impactante transformación, luego que algunos de sus vecinos de la Iglesia Evangélica Peregrina decidieran solidarizarce con él.

Los pobladores tuvieron la iniciativa de bañarlo, afeitarlo, hacerle un nuevo corte de cabello y vestirlo con otra ropa.

De acuerdo con información del periódico peruano “El Comercio”, encargados de los programas sociales se han comprometido a proveerle alimento a Luciano, que lleva ya varios años viviendo en la pobreza.

Por su parte la consejera regional Violeta Muro, decidió unirse a esta buena causa y otorgarle un chequeo médico en un hospital de la región.