Tres muertos y un millón de personas es el saldo que hasta el momento ha dejado el paso del tifón Hagupit, en Filipinas, de acuerdo a las autoridades locales.

Dos de las víctimas, una niña de un año y un hombre de 65 años murieron de hipotermia, mientras que una mujer de 35 años falleció por complicaciones en su embarazo.

Jericho Petilla, ministro de Energía, confirmó que varias zonas se encuentran sin corriente eléctrica y que es posible que aumente el número de estas en los próximos días. Las autoridades aseguraron que 11 países han ofrecido su ayuda, entre ellos Australia, Japón, Estados Unidos, Indonesia, Tailandia, Reino Unido, China, Malasia, Singapur, Canadá y Brunei; según información del periódico El País.