En medio del terrmoto político que significa el denominado "Brexit" para el Reino Unido, una imagen curiosa destaca para los fotógrafos. Se trata de "Larry", el simpático gato del primer ministro británico, David Cameron.

Tras conocerse los resultados del referéndum, que significaron el divorcio definitivo entre Gran Bretaña y la Unión Europea (UE), los fotógrafos se apresuraron frente a Downing Street 10, ansiosos por conocer la postura de Cameron.

Sin embargo, quien apareció primero no fue el ministro, sino el buen "Larry", dejando en un impasse a los periodistas. Tras pasearse parsimoniosamente frente a la puerta, el felino regresó feliz a su casa para dar paso a Cameron, quien posteriormente anunció su renuncia.

AFP

Foto:

El momento quedó para la memoria como una anécdota curiosa dentro de la caótica situación que atraviesa el Reino Unido. "Larry", quien fue rescatado de la calle, se robó los reflectores durante algunos momentos.

Este lunes, ante el Parlamento, David Cameron señaló que, si bien el Reino Unido dejará la UE, "no le dará la espalda a Europa ni al mundo". "El Reino Unido se tomará su tiempo antes de tomar ese paso trascendental", reiteró.

AFP

Foto:

Poco antes de su intervención ante el Parlamento, el Partido Conservador anunció que el nombre del sucesor de Cameron se dará a conocer antes del 2 de septiembre.