Este domingo el presidente ruso Vladímir Putin presumió sus condición física durante una sesión de gimnasio junto al ministro del país Dmitry Medvédev.

Los funcionarios rusos se reunieron este domingo para hacer una rutina de ejercicios, en el gimnasio de la residencia presidencial Bocharov Ruchei de Sochi, al sur de Rusia.

Después de ejercitarse, el mandatario y el primer ministro, gozaron de un asado, que prepararon con la ayuda de un chef profesional, acompañado de unas tasas de té.

Según información del canal de televisión ruso “RT”, Putin y Medvedev realizaron un calentamiento antes de llegar al gimnasio.

Putin lleva varios años creando una imagen de hombre de acción, es por eso que se le ha visto cabalgar en la tundra siberiana, así como descender al fondo del mar Negro con ayuda de un submarino.