Después de que la semana pasada se volviera viral la fotografía de una niña en Siria que se rinde al confundir una cámara con un arma, surge una nueva foto similar que conmueve de nueva cuenta a las redes sociales.

Se trata de la imagen captada por el delegado de la Cruz Roja, René Schulthoff, en la que se muestra a una menor levantando los brazos ante el fotógrafo, quien publicó la foto en su cuenta de Twitter y la acompañó con el mensaje: "Niña siria refugiada en el campamento de Azraq, en Jordania, se rinde con miedo ante mi cámara, pensó que era un arma".

La Organización para las Naciones Unidas (ONU) reveló en su página web que se necesitan ocho mil 400 millones de dólares para ofrecer ayuda a los refugiados sirios. Y destacó que "son víctimas de la peor crisis humanitaria de nuestro tiempo".