El último deseo de esta mujer que padece una enfermedad terminal era ver la obra de Rembrandt, petición que cumplió la organización alemana Ambulance Wish Foundation.

Regien Drayer, de 78 años y otros pacientes fueron llevados al Rijksmuseum en Alemania para una exposición de diversas obras de Rembrandt.

Según el diario británico The Independent, la mujer padece esclerosis lateral amiotrófica (ALS).