Este fue el emocional discurso que la madre de Michael Brown, Lesley McSpadden, entregó una vez que la decisión de gran jurado fue no levantar cargos contral el oficial Darren Wilson.

La mujer rompió en llanto y dijo que "he estado viviendo aquí toda mi vida, nunca he tenido que pasar por algo como esto. Alguien lo dijo, ellos son un mentiroso. Son unos malditos mentirosos”.