¿Se acuerdan de la leyenda urbana en la que un chico conocía a una linda chica en un bar y terminaba sin riñones? Pues es real, pero peor: al famoso presentador ruso Dmitry Nikolaev le pasó, pero en vez de extrañar sus riñones ahora deberá hacerlo con sus testículos.

Dmitry es casado, pero cayó rendido ante los encantos de una seductora rubia. Tomó un taxi con ella, fueron a un sauna y se besaron. Pero no recordó nada más. Luego sintió un dolor horrible y vio que tenía sangre en sus pantalones. Cuando llegó al hospital le dijeron que había sido castrado por un experto, informó el tabloide Daily Mirror.

La policía informó que el presentador era blanco de una pandilla que vende órganos en el mercado negro. Tuvo que someterse a dos operaciones para cerrar sus heridas. Y mientras se revelaba todo el escándalo, Dmitry le dijo a su mujer que lo hizo por estar "enfermo".

Horribles leyendas urbanas que sí son ciertas

1. El elevador asesino

Aparece en películas de terror. El ascensor simplemente cierra sus puertas y decapita a su desafortunada víctima. Y esto pasó en 2003, con el doctor Hitoshi Nokaido. El elevador le cortó la cabeza a la altura de su boca, dejando solo la mandíbula y la oreja izquierda unida a su cuerpo. Una enfermera atrapada con él tuvo que ver su cabeza empapada en sangre. Los ascensores matan a 30 personas al año.

2. Una llamada desde la tumba

Un familiar o amigo llama todo el tiempo a su celular. Pero está muerto. Esto pasó con la familia de Charles Peck, muerto en un accidente de un tren de cercanías, en California, en 2008. Apenas su familia se enteró, comenzó a llamarlo. De hecho, hallaron su cadáver por la señal del celular. Pero nunca se supo de dónde o por qué se hicieron las llamadas.

3. Aserró su propia cabeza.

La leyenda cuenta de jóvenes y adultos que se decapitan con sierras eléctricas de manera tonta. Y uno de ellos fue David Phyall, un británico que vivía en un edificio de demoliciones. Se negó a mudarse y quería cobrar un seguro causándose una herida con una sierra. Se decapitó a sí mismo.

4. Bloody Mary

La leyenda dice que deben apagar las luces y decir tres veces "Bloody Mary". Entonces, un fantasma aparece para matarlos. No. De hecho se trata del "Efecto Caputto", patentado por el psicólogo Giovanny Caputto, quien mostró que luego de mirar fijamente al espejo por un minuto, el rostro aparecerá distorsionado. De resto, es su retorcida imaginación trabajando.

5. Un cadáver dentro del colchón

En la leyenda, el huésped del hotel se queja de un olor hediondo en la habitación. Descubre a un cadáver dentro del colchón. En la vida real, el folclorista Jan Haron Brunvald comenzó a investigar un episodio de este tipo en Las Vegas, pero era falso. Buscó en otro lado: de los miles de casos reportados, el último fue en 2011, en Kansas.

6. El maniquí es un cadáver

a leyenda también es extensible a las decoraciones de los árboles de Halloween. En este caso, la gente suele confundir a los cadáveres con maniquíes, como sucedió con Mohamed Moustafa Zayed, de 75 años. Llevaba días muerto, en Los Ángeles, pero nadie hizo nada porque creían que era un maniquí.

7. Granjas de cadáveres

Grandes extensiones de tierra, con cadáveres a medio enterrar y otros pudriéndose bajo el sol. Sí, terrorífico. Pero completamente legal. Los científicos forenses usan entre 40 y 50 cuerpos para investigar lo que pasa con la anatomía humana en diversas condiciones climáticas. Por supuesto, hacen otros experimentos. Las universidades también se sirven de ellas.