Miles de personas en Japón entraron en pánico por el anuncio de un supuesto megaterremoto que azotaría la capital Tokio a las 17:00 (hora local) de este lunes. Afortunadamente, se trató de una falsa alarma, generada por un error de la agencia meteorológica nacional.

Los usuarios de la aplicación Yurekuru, que envía notificaciones en caso de peligro, recibieron un mensaje que decía "¡Temblor de tierra! ¡Temblor de tierra!" y alertaba de un inminente sismo de 9.1 grados de magnitud.

La agencia meteorológica nacional explicó que envió la alerta por error y que esta fue anulada inmediatamente. Sin embargo la anulación no llegó a todos los operadores, precisó un portavoz de la agencia.

AFP

Foto:

"Cuando vi la pantalla me preparé a morir", comentaba un usuario de Twitter.

Yurekuru cuenta con 5 millones de usuarios y se hizo muy popular (junto a otras aplicaciones similares) tras el terremoto que provocó un devastador tsunami en 2011. Ambos desastres naturales provocaron la muerte de más de 18 mil personas y dañaron gravemente la central nuclear de Fukushima.

"Estamos investigando para saber cómo se envió la falsa alerta", añadió el vocero de la agencia.