Desde junio de 2010 se han presentado casos donde los habitantes del pequeño pueblo de Kalachi en Kazajistán -país localizado en Asia- se quedan dormidos sin razón alguna.

Lo más curioso es que pueden permanecer así por días, según informes del diario ruso "The Siberian TImes".

Expertos del tema trabajan al respecto para obtener información del terreno recogiendo muestras para analizarlas, ya que ciudadanos de dicho pueblo están decidiendo abandonar sus casas para evitar sufrir este grave problema.

Las últimas investigaciones han revelado que el pueblo registra niveles de monóxido de carbono más altos de la media, lo que podría ser un factor a considerar. La situación geofísica de Kalachi también provoca un efecto chimenea por el que los humos contaminantes no suben a la atmósfera, sino que experimentan un efecto de caída hacia abajo, según explica uno de los científicos responsables de la investigación a "The Siberian Times".

En la galería de fotos podrán conocer más información.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.