La Policía Federal de Brasil informó este lunes el arresto del político José Dirceu, tras la investigación sobre la presunta corrupción en la empresa petrolera estatal Petrobras.

La detención fue llevada acabo poco después de la madrugada del lunes en Brasilia, en la casa donde vive con su mujer y su hija. Era en su hogar donde cumplía un arresto domiciliario desde hace seis meses, después de haber estado año y medio en prisión tras ser acusado de otro crimen de corrupción.

Según información del periódico “O Globo”, las autoridades decretaron prisión preventiva para el exministro.

En 2012 fue condenado por su participación en otro escándalo de corrupción durante el año 2003 y 2005, en el que se declaró que usaba fondos públicos para sobornos a legisladores de los partidos opositores, para que apoyaran en los proyectos de la administración del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.