La alta ejecutiva de Korean Air, Cho Hyun-ah visitó dos empleados involucrados en el altercado que ella protagonizó para disculparse, reseñó BBC.

Según ese medio, la mujer fue a las dos casa pero los asistentes de vuelo no se encontraban, por lo que dejó una nota. Hyun-ah, quien es hija de Cho Yang-ho, presidente de la aerolínea, discutió con una de las asistentes de vuelo por haberle dado nueces de macadamia en una bolsa , en lugar de servírselas en un plato. La ejecutiva ordenó al capitán regresar el avión al terminal para expulsar a la asistente que no le sirvió las nueces en un plato.

Posteriormente la mujer ofreció disculpas públicas por su comportamiento y renunció a su cargo. Su padre también se disculpó. "Ruego que me culpen a mí por la situación, porque todo es mi culpa. Fracasé a la hora de educar adecuadamente a mi hija", dijo el ejecutivo.