Una investigación ha encontrado que el Estado Islámico recientemente usó agentes químicos contra las fuerzas kurdas y civiles de Irak y Siria.

Los hallazgos fueron realizados por los grupos Conflict Armament Research (CAR) y Sahan Research. Ambos se basaron en un informe anterior del ISIS, en el que se declaró que el grupo terrorista comenzó a adaptar sus bombas suicidas y artefactos explosivos, para poder incluirles cloro y demás productos químicos.

Debido a que se habían realizado tres denuncias anteriormente sobre el uso de químicos por parte de ISIS, las organizaciones comenzaron a realizar investigaciones.

Dos de los incidentes sucedieron en Hasakah al norte de Siria, donde Isis contraataca a los combatientes de grupo kurdo YPG. El tercer ataque ocurrió junto a una arma de fuego que también atentó contra los kurdos en Mosul al norte de Irak. Sin embargo, no explotó.

CAR dijo que este fue el primer hecho documentado en el que ISIS hacía uso de químicos contra sus oponentes.

James Bevan, director ejecutivo de CAR aseguró que algunos agentes que investigaron el arma tuvieron molestias que causan químicos como el cloro. El dispositivo fue enviado para su análisis, con lo que se espera confirmar que substancia es la que se esta utilizando, informó el canal estadounidence "CNN".