Un estudio financiado por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, en Estados Unidos, sugiere que el alcohol tiene un impacto más grave que la marihuana al momento de conducir un automóvil.

Los investigadores concluyeron que las personas bajo la influencia de la cannabis "pueden intentar conducir con mayor cautela para compensar los efectos de la droga, mientras que los conductores en estado de ebriedad subestiman su deterioro y pueden tomar más riesgos",

El grupo de prueba para realizar esta investigación estuvo formado por 19 adultos, trece de ellos eran hombres. Durante la sesión de 45 minutos en el simulador de automóvil, los investigadores contabilizaron las veces en las que el auto se salía de la pista, cambiaba abruptamente de carril o aumentaba la velocidad.
 
Aunque tuvo un efecto menor, se demostró que la marihuana también afecta a los conductores, reduciendo la capacidad de visión periférica y disminuyendo sus capacidades, informó la cadena estadounidense "CNN".
 
Por lo que tampoco es recomendable manejar bajo los efectos de la marihuana.