"Una combinación de los anticuerpos de las llamas puede destruir una amplia gama de virus circulantes de VIH", es la conclusión de un estudio realizado por la University College de Londres y publicado en la revista científica PLOS Pathogens.

Para los investigadores, este trabajo puede ayudar a desarrollar una futura vacuna en contra del VIH en humanos. Utilizar a las llamas les ha permitido examinar cómo se generan cuatro anticuerpos neutralizantes, lo cual no ha sido posible en ninguna otra especie.

De esta forma, pueden “entender mejor cómo el sistema inmune responde a la vacunación”, comenta a la Agencia SINC, Laura McCoy, investigadora líder del estudio: "Incluso se abre la posibilidad de inyectar los anticuerpos para proteger de la infección, aunque esto debe ser estudiado cuidadosamente porque podría provocar una reacción adversa del organismo", concluyó.