Un estudio realizado por la Universidad Carnegie Mellon, en Pennsilvania, Estados Unidos, genera polémica entre la comunidad científica. De acuerdo a sus resultados, realizar una dieta con vegetales podría ser más dañino para el medio ambiente que comer alimentos de origen animal. 

De acuerdo a los resultados publicados en la revista científica "Environment Systems and Decisions", cultivar alimentos parte de una "dieta saludable" aumenta en tres veces la emisión de gases de efecto invernadero. 

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron el impacto por caloría de diferentes alimentos, en términos del costo energético que implica su producción, el uso de agua y las emisiones resultantes. 

"Un montón de verduras comunes requieren más recursos por caloría de lo que se imaginan", menciona Paul Fischbeck, coautor de la investigación: "La berenjena, apios y pepinos son peores que el cerdo y el pollo", añadió, de acuerdo a información del periódico británico "The Independent". 

Estos resultados salen a la luz después de que, a finales de octubre pasado, la Organización Mundial de la Salud – a través de la  Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer– declaró que el consumo excesivo de carnes procesadas (tales como embutidos) podría ser causa de cáncer. 

¿Saben que otros alimentos son calificados como cancerígenos? Los invitamos a responder la siguiente trivia. La explicación de los resultados podrán leerla en la galería de fotos.