El cazador que asesinó a Cecil, el león más famoso de África (y que estaba protegido en la reserva de Hwange, en Zimbawe), decidió romper el silencio.

El dentista estadounidense Walter J.Palmer dijo mediante un comunicado que a principios de julio había realizado un viaje de cacería, en el que había contratado a distintos guías y conseguido los permisos adecuados.

"No tenía ni idea de que el león que cacé fuera tan conocido, ni que fuera tan importante para el país", declaró Palmer. Este aseguró que el confió en el conocimiento de su guía, el cazador profesional Theo Bronkhorts.

Palmer, de 55 años, dijo que los profesionales le aseguraron que era una cacería legal. "Confié en la experiencia de mis guías profesionales locales para garantizar una cacería legal". Sin embargo, las autoridades aún se cuestionan cómo es que el animal llegó hasta esa zona.

El dentista aseguró que no ha sido contactado por ninguna autoridad del país africano, ni en Estados Unidos, pero que está dispuesto a colaborar a todo lo que se le pida. "Lamento profundamente que realizar la actividad que amo y practico responsable y legalmente haya resultado en la muerte de este león", finalizó palmer, informó el periódico estadounidense “Star Trinune”.