La madre del surfista australiano que luchó contra un tiburón habló acerca del terror, que se volvió en alivio, cuando vio que su hijo escapó del escualo.

Elizabeth Osborne, madre de Mick Fanning, campeón del mundo en tres ocasiones, vio en televisión cómo casi un tiburón se lo comía, el fin de semana.

"Fue absolutamente aterrador" dijo Osborne. “No podía creer lo que estaba viendo, pensaba que lo había perdido. Me acerqué al televisor casi como si yo pudiera sacarlo de ahí… solo quería salvarlo”.

Ella está segura de que su otro hijo, Sean, quien falleció hace 17 años, estaba cuidando a su hermano. "Es lo peor que he visto pasar a cualquiera de mi familia porque era justo allí, delante de mí".

Osborne aseguró estar muy orgullosa de su hijo, ya que no se rindió. “Estoy muy agradecida con el universo ya que él no perdió ninguna pierna”, informó el canal australiano“ABC”.

Mick Fanning, de 34 años, estaba compitiendo en el torneo de J-Bay Open, celebrado en Jeffreys Bay localidad perteneciente a la Provincia Oriental del Cabo, Sudáfrica, cuando un tiburón lo sorprendió.