¿Alguna vez han pasado por un momento fatalmente incómodo cuando, después de una comida con familiares y amigos, eructan por el lado equivocado y desprenden algo que podría literalmente matar a un elefante?

La solución ahora está a la mano (o al trasero) gracias a una píldora que hace que sus gases huelan a chocolate. La tableta de dulce aroma es la ingeniosa creación de Christian Poincheval, un inventor de 65 años de edad, de la pequeña ciudad de Gesvres, al noroeste de Francia, que luce una peculiar barba tipo Papá Noel. Poincheval vende su medicina mágica en línea en el sitio pilulepet.com por alrededor de $12.50 dólares estadounidenses por un frasco con 60 cápsulas, el cual también incluye píldoras que le dan a su flatulencia el olor a violetas o rosas. 

Platicamos con Christian Poincheval y esto es lo que nos comentó al respecto de sus famosas píldoras:

¿De dónde sacó la idea para su píldora de gases fragantes?
- En un viaje de negocios a Suiza, mi colega y yo tuvimos una comida particularmente pesada; en el restaurante y en el coche en el camino de regreso, el hedor a gases se estaba poniendo realmente abrumador. Era tan insoportable que yo pensaba que esto tenía que parar. Luego hice algunas investigaciones sobre la flatulencia y fui a conocer a un técnico de laboratorio - varios de hecho, debido a que los primeros sólo se rieron de mí. A uno en particular le encantó la idea y trabajamos juntos para crear un producto. En un primer momento se nos ocurrió un aceite pero no fue satisfactorio. Finalmente, hicimos el remedio en un polvo que podía caber en una píldora.
 
Entonces, ¿qué hay dentro de esta tableta mágica?
- Se trata básicamente de cacao en polvo, con carbón vegetal, gelatina, propóleos, arándanos e hinojo, los cuales tienen propiedades que estimulan el proceso digestivo. No queremos fingir que es un medicamento - es un complemento alimenticio para el bienestar general. Se toman dos pastillas dos veces al día durante dos semanas y después de un día o dos no vas a tirarte menos gases, pero los gases tendrán un lindo aroma a chocolate.
 
Sin duda, este es un medicamento de broma, ¿verdad?
- Por supuesto, no estamos vendiendo una cura, es sólo para mejorar la comodidad del estómago, pero nos gusta el lado divertido, un poco escatológico del mismo. Todo lo relacionado con el inodoro tiene una dimensión psicológica que llama la atención. Defecar y hacer pipí son funciones naturales de las que todavía tenemos problemas para hablar, a pesar de que las heces son un indicador masivo de tu salud en general.
 
¿Quién ha tenido interés en comprar la píldora?
- Tenemos clientes regulares que nos dicen que realmente sienten los beneficios de las píldoras; personas que quieren hacer algún tipo de broma a un amigo o miembro de la familia; y la gente pasando por una molestia temporal - es muy amplio. Cuando lanzamos el producto hace seis años, recibí algunas llamadas telefónicas bastante divertidas, pero también cartas serias de personas que tienen grandes problemas en este departamento.
 
¿Planea ampliar su gama de invención?
- Yo no quiero arruinar el suspenso pero seguirá siendo igual de sutil. Todos mis inventos tienen un elemento divertido común, como el papel higiénico que produje en la década de 1990, que tenía noticias impresas en él. Pero convierto estos proyectos en una operación de reparto de utilidades; ayudo a la caridad Handi'chiens (handichiens.org), que educa a perros para acompañar a las personas en sillas de ruedas. Gracias a mi mercancía, hemos sido capaces de financiar catorce perros - cada uno cuesta 13 mil euros - en los últimos siete años. Así que esta Navidad, ¡no te olvides de rellenar las medias navideñas con pastillas para pedos con olor a chocolate!