Un hombre de aproximadamente cuarenta años, cuyo nombre no puede ser revelado por motivos legales, debe de avisar a policía con 24 horas de anticipación cada vez que planea tener relaciones sexuales.

El hombre de la ciudad de York, Inglaterra, anteriormente fue absuelto de una acusación de violación gracias a que  la supuesta víctima había dado su consentimiento de mantener el contacto intimo con él.

La orden de riesgo sexual provisional, que inicialmente fue impuesta en diciembre del año pasado, ahora fue prolongada por cuatro meses. Si el sujeto no da el aviso a las autoridades, podría enfrentar a una condena en prisión de hasta cinco años.

Además de avisar, el hombre tiene que proporcionar el nombre de su acompañante, su dirección y fecha de nacimiento. 

En mayo de este año se decidirá durante una audiencia judicial si la orden se convertirá en una decisión permanente, informó la cadena "BBC".