Existen cerca de 20 mil personas que han viajado desde diferentes partes del mundo hasta Siria e Irak para convertirse en militantes extranjeros del grupo yihadista Estado Islámico, de acuerdo a datos proporcionados por el Centro Internacional para el Estudio de la Radicalización y la Violencia Política (ICSR) y el gobierno estadounidense, por este hecho el FBI asegura: "Estamos perdiendo la batalla".

El pasado miércoles, autoridades estadounidenses detuvieron a Abdurasul Hasanovich Juraboev de 24 años, Akhror Saidakhmetov de 19 y Abror Habibov de 30. El Departamento de Justicia de EE. UU. los acusó de planear actos terroristas en caso de no poder unirse a ISIS en Irak y Siria.

"El FBI y las agencias de Estados Unidos han implementado una narrativa efectiva en contra de Estado Islámico en la red, pero el creciente volumen de los mensajes de ISIS han eclipsado nuestro esfuerzo. Estamos perdiendo la batalla contra la difusión de los comunicados de ISIS", explicó a la cadena ABC News, Michael Steinbach, director asistente de la división contra el terrrorismo del FBI.