Agentes de la policía se enfrentaron con los asistentes al funeral de Freddie Gray, un afronorteamericano quien murió bajo custodia policial. Los hechos ocurrieron en las calles de Baltimore, ciudad estadounidense ubicada en el estado de Maryland.

Un grupo de manifestantes comenzó a arrojar piedras y otros objetos contundentes contra los policías en la avenidas Mondawmin Mall y Liberty Heights.

Los manifestantes también se localizaron en Gwynns Falls y Reisterstown Road. Varios agentes resultaron heridos.

Personas del grupo de manifestantes fueron vistos armados con palos, ladrillos y otras armas, según informes de la policía de Baltimore.

La muerte de Gray se produjo en un momento de gran tensión en el país entre los distintos cuerpos de Policía local y los miembros de la comunidad afroamericana, después de que durante los últimos meses hayan tenido lugar varios casos de abuso policial con resultados mortales.