El Departamento del Tesoro y el Departamento de Comercio de Estados Unidos dieron a conocer una nueva serie de medidas que facilitarán a los estadounidenses sus próximos viajes a Cuba, las cuales entrarán en vigor a partir del próximo viernes 16 de enero.

Uno de los cambios más notables es que los estadounidenses no necesitarán aprobación de la Oficina de Activos Extranjeros (OFAC) de Estados Unidos para viajar a la isla. Mientras el motivo de su viaje se encuentre en alguna de las doce categorías previstas (educación, religión y viajes humanitarios; entre otras), no tendrán que realizar ningún trámite extra.

Además, por primera vez, los viajeros podrán gastar de manera ilimitada su dinero y podrán utilizar tarjetas de crédito en Cuba. Los estadounidenses podrán gastar hasta 400 dólares en souvenirs, lo cual incluye hasta 100 dólares en alcohol y tabaco.

"Estos cambios tendrán un impacto directo en el empoderamiento de la población cubana y en promover un cambio positivo en Cuba", aseguró Jacob J. Lew, secretario del Tesoro en Estados Unidos.

En el rubro de telecomunicaciones, se permitirá: "La exportación comercial de ciertos objetos que contribuirán a la habilidad del pueblo cubano para comunicarse al exterior del país, bajo una nueva excepción de licencia de comercio (SCP, Support for the Cuban People). Esto incluye la venta comercial de ciertos dispositivos de comunicaciones de consumo, software relacionado, aplicaciones, hardware y artículos para el establecimiento y actualización de los sistemas relacionados con las comunicaciones", se lee en el comunicado emitido.

En conferencia de prensa conjunta, los presidentes Barack Obama y Raúl Castro anunciaron la normalización de sus relaciones diplomáticas el mes pasado.