El grupo yihadista Estado Islámico podría estar reclutando a jóvenes en América Latina, aseguraron los Servicios de Inteligencia del gobierno de Brasil. De acuerdo con medios locales, el gobierno encabezado por Dilma Rousseff estaría "preocupado" por estos hechos.

Y es que Brasil, sede del Mundial de Fútbol en 2014, también albergará los Juegos Olimpicos de Río de Janerio en 2016. Una de las principales preocupaciones del gobierno brasileño son las "manifestaciones y huelgas" que puedan existir durante los próximos meses, aunque otra muy latente son los posibles actos terroristas.

Brasil es un país mayoritariamente católico y protestante, en donde los practicantes del Islam son menos del 3% de la población. De acuerdo con el diario O Estado de Sao Paulo, ISIS estaría buscando aumentar su red de captación en América del Sur, específicamente en un país en cuyo contexto de crisis social las manifestaciones, mismas que podrían ser instrumentalizadas por el yihadismo internacional.