El grupo Estado Islámico (EI) derribó este miércoles un avión militar jordano perteneciente a la coalición internacional antiyihadista en el norte de Siria y capturó al piloto. 

Jordania confirmó que uno de sus aviones cayó durante una "misión militar llevada a cabo el miércoles por la mañana por varios aviones de la fuerza aérea jordana contra los refugios de la organización terrorista EI en la región siria de Raqa", informó una fuente de la comandancia general de las fuerzas armadas jordanas, citada por la agencia Petra.

"Uno de nuestros aparatos cayó y el piloto fue hecho rehén", añadió la fuente.

Se trataría de Maaz al-Kassasbeh, un subteniente de 26 años, que sobrevivió al derribo de su aparato, supuestamente un F-16.

La rama del EI en Raqa, "capital" del grupo extremista que controla extensas zonas en Irak y Siria, publicó en páginas web afines imágenes de combatientes junto al rehén.

Una de las fotografías muestra al piloto, vestido sólo con una camisa blanca y llevado por cuatro hombres que lo sacan del agua. En otra, se le ve en el suelo rodeado por una docena de hombres armados.