Noor Zahi Salman, la esposa del terrorista Omar Mateen, quien perpetró la masacre en el club gay de Orlando, reveló que sabía que su marido cometería el ataque que dejó 49 muertos y más de 50 heridos.

Según el portal Infobae, la mujer reveló al FBI que trató de hablar con su esposo momentos antes de que este perpetrara el atentado, pero admitió que lo acompañó a comprar municiones y el estuche para llevar el rifle, y que en una oportunidad lo llevó al club Pulse para "observar los movimientos" de la comunidad gay en ese lugar.

De acuerdo con datos proporcionados por la cadena de noticias NBC, las autoridades consideran juzgar a la mujer por cargos criminales como parte del encubrimiento del atentado, al confirmar que tenía conocimiento de las intenciones de Mateen. Por otro lado, los investigadores señalaron que la mujer se encuentra cooperando con el FBI.

Tras el atentado, considerado uno de los peores en la historia de Estados Unidos, los yihadistas del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), se atribuyeron la responsabilidad de la masacre con objetivos homofóbicos.

AFP

Foto:

El FBI reveló haber interrogado a Mateen, quien murió en un intercambio de disparos con la policía, en años recientes por sus supuestas "simpatías" con ISIS, pero la investigación no avanzó.

Sin embargo, el padre del sospechoso dijo creer que su hijo estaba motivado por el "odio a los gays", y no por su fe musulmana.

"Él vio a dos hombres besándose frente a su esposa y su hijo y se puso furioso", dijo Mir Seddique a la cadena NBC.