Un rayo de esperanza ilumina a Grecia, ya que la crisis que azota al país desde hace unos años podría llegar a su fin una vez que la Troika dio el visto bueno a las medidas propuestas por Alexis Tsipras para permanecer en la Zona Euro.

"Los procedimientos nacionales para la extensión del programa griego pueden comenzar ahora", publicó en Twitter Valdis Dombrovskis, titular de la Comisión Europea (CE). Esto significa que los parlamentos de las naciones miembros de la CE deben votar para aprobar la extensión de cuatro meses para el rescate griego.

Sin embargo, este hecho es considerado solamente un "punto de partida", el cual no deja muchas expectativas a futuro. Al respecto conversamos con el Doctor Gabriel Pérez del Peral, Director de la Carrera de Economía de la Universidad Panamericana (UP) y con el Doctor Oscar Ugarteche, académico del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

"Comencemos por el principio. El problema de la deuda griega se convirtió en tal desde que, entre 2007 y 2014, la economía de Grecia se redujo en 33%. Entonces, el indicador de deuda incrementó en esa cantidad y esto ha colocado a Grecia -por razones ajenas a su voluntad- en una situación crítica: tiene un indicador de deuda muy alto, un problema inducido por las políticas de austeridad aplicadas desde 2011", explicó Ugarteche.

"Ahora tienen un nivel de endeudamiento inmanejable y al 50% de los jóvenes menores de 25 años sin empleo. En ese marco gana las elecciones el partido de la izquierda Syriza, de Alexis Tsipras, y dice: 'Lo que tenemos que hacer es dejar de aplicar la política de austeridad, recabar más impuestos de los ricos y perseguir a los evasores de impuestos'", comentó el académico de la UNAM.

El presente de Grecia:

"Lo que ha logrado Tsipras en las pocas semanas que lleva en el gobierno es: detener a la Comisión Europea, detener la ofensiva del gobierno alemán contra Grecia y comenzar a poner sus condiciones para el manejo de su economía para sacar adelante a su país", comenta el académico de la UNAM, quien añade: "Y eso vale oro. Es invalorable".

Grecia en el futuro

"El gobierno de Alexis Tsipras hizo muchas promesas de campaña que difícilmente va a cumplir. Prometió la recontratación de gente del sector público, aumentar los salarios, cuestiones que es imposible que cumpla ante las condiciones que le impuso la Troika.

Lo que viene para Grecia es muy complicado porque vienen vencimientos de deuda, los peores serán en julio y agosto. Se complica la situación para Grecia: por un lado tiene que ceder en los compromisos que hizo en campaña para que [la Troika] le extienda por cuatro meses más esta ayuda, algo que podría desestabilizar a su gobierno.

Vienen meses muy difíciles. No creo que lleguen al extremo de expulsar a Grecia del Euro, pero habrá mayores medidas de austeridad para el país lo cual puede exacerbar su situación política y social; lo cual traerá un impacto en los próximos meses a los mercados.