El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, afirmó este martes que su país tiene "muchas alternativas" a la adhesión a la Unión Europea, en medio de un contexto muy tenso entre Ankara y Bruselas.

"Todavía no hemos abandonado la opción de la UE (...), pero el marco actual no nos permite tener una perspectiva optimista", declaró Erdogan durante un discurso en Estambul. "Existen para Turquía muchas alternativas" a la UE, agregó.

Las declaraciones de Erdogan tuvieron lugar después de semanas de polémicas entre Ankara y Bruselas, que acusa a las autoridades turcas de haber lanzado una fuerte represión contra la oposición tras el fracasado golpe de estado del 15 de julio.

Esta tormenta diplomática hace vacilar el pacto firmado en marzo pasado entre Turquía y la Unión Europea para contener la llegada de migrantes al territorio europeo desde Turquía.

La semana pasada, Erdogan había amenazado a la UE con "abrir las fronteras" para dejar pasar a los migrantes que querían ir a Europa.

El presidente turco había hecho esa amenaza en reacción a una resolución no vinculante del Parlamento Europeo exhortando a suspender las negociaciones de adhesión de Turquía a la UE.

Los eurodiputados justificaron la decisión por la "desproporción" de las "medidas represivas adoptadas por el gobierno turco" tras el fallido golpe de estado.

Tras la intentona, imputada por el gobierno turco al predicador Fethulla Gülen, radicado en Estados Unidos, más de 100.000 personas, entre ellas profesores, militares y magistrados, fueron detenidos, destituidos o suspendidos.