El exenfermero Andrew Hutchinson, de Inglaterra, fue condenado a 18 años de prisión en Oxford Crown Court, después de que se filmara violando a dos de sus pacientes, mientras estas estaban inconscientes.

Hutchinson, de 29 años, atacó a una mujer de 18 años y a otra de 35, que fueron llevadas al hospital John Radcliffe de Oxford donde trabajaba.

Desde su detención no ha trabajado más ni en el Hospital John Radcliffe, ni en otro lugar.

Su arresto llevó a la detección de nuevos delitos más a partir de imágenes en dispositivos que se le confiscaron, incluyendo un teléfono celular, una computadora y una cámara.

Las víctimas en las imágenes no sabían de los delitos sexuales cometidos en contra ellas.

La Policía de Thames Valley emprendió una investigación para identificar a todas las víctimas de los delitos presentes en las imágenes, principalmente para informarlas y ofrecerles el apoyo adecuado.

Mark Johns, investigador de la Policía de Thames Valley declaró: "Me complace que Hutchinson haya sido condenado a 18 años de cárcel por esta cadena de delitos depravados sufridos en Oxfordshire. No tengo ninguna duda de que Hutchinson habría continuado dañando si no hubiera sido detenido, así que estoy encantado de que este delincuente este tras las rejas”, según informes de la policía de Thames Valley Police.