Buscadores de tesoros encontraron 350 monedas de oro valoradas en 4.5 millones de dólares de un naufragio español del siglo XVII, en aguas de Florida, al sureste de Estados Unidos.

El hallazgo de la tripulación liderada por el capitán Brent Brisben se llevó acabo el 30 de julio, justo en el 300 aniversario de que la flota española lo perdiera en 1715.

Este asombroso descubrimiento incluye nueve reales, una moneda poco común, acuñada por orden del rey Felipe V de España, cada una valorada en 300 mil dólares.

El tesoro es parte de las riquezas que transportaba una flota de once barcos que cuando se dirigían de Cuba a España. Este naufragó en Florida a causa de un huracán.

Según las leyes del estado de Florida, el Gobierno se queda con el 20% de los tesoros encontrados en su territorio y el resto es repartido entre Brisben y sus socios, informó la cadena estadounidense "CBS News".