Debido a que se intoxicó con alcohol, un niño de ocho años tuvo que ser internado de emergencia en la ciudad de Chepes, en la provincia de La Rioja, ubicada a mil 131 kilómetros de Buenos Aires, Argentina.

Todo ocurrió el domingo. Autoridades del barrio La Merced encontraron caminando al niño después de que había ingerido alcohol.

Para su desintoxicación, el menor fue llevado a un hospital, donde se le colocó suero para hidratarlo. Fue dado de alta el lunes.

Debido a la situación, el asesor de menores Julio Cesar Euliarte se puso en contacto con los padres del niño y la policía para decidir qué medidas se tomarán al respecto.

La policía consideró que el pequeño ingirió alcohol junto a una persona adulta que presenta problemas de alcoholismo. Por esa razón también se investiga a las personas cercanas a él, informó el periódico argentino "El Clarín"