La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, en México, detuvo a cinco personas por encadenar, golpear y someter a trabajos forzados a una joven, durante dos años.

De acuerdo con el testimonio de la afectada, una chica de 22 años fue contratada en una planchaduría donde al principio la trataban bien.

Sus patrones le ofrecieron un lugar donde vivir y un salario para mantenerse, pero después la acusaron de que se robaba cosas de la casa. Fue entonces que decidieron encadenarla y dejaron de pagarle. Esto provocó una severa anemia que ahora pone en riesgo su vida. Esta enfermedad la hace parecer de 14 años, mientras que sus órganos y funciones son de una mujer de 81 años,

Además de ser encadenada, la obligaban a trabajar y para que no dejara de hacerlo la golpeaban hasta que sangraba, “y cuando las heridas iban cicatrizando, le arrancaban las costras”. Su suplicio duró dos años, hasta que logró escapar y pedir ayuda.

Explicó que le daban de comer muy poco una vez al día, pero debido a que trabajaba incansablemente encadenada a la planchaduría, masticaba plástico con el que cubrían las prendas para mitigar el hambre.

Cuando pretendía descansar un poco, era golpeada con una llave "steelson", una mano de molcajete (una piedra), un lazo y alicatas, dejando heridas que al cicatrizar eran desprendidas, dejándole múltiples marcas en el cuerpo. También le quemaban la espalda con la plancha.

En la averiguación previa de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Trata de Personas, quedó asentado el daño físico y psicológico de la mujer, luego de ser sometida a diferentes exámenes.

La PGJDF solicitó orden de cateo para el establecimiento ubicado en la colonia Lomas de Padierna, delegación Tlalpan, donde supuestamente la víctima era obligada a realizar trabajos forzosos. En el lugar fueron detenidos cinco presuntos responsables.

José de Jesús Sánchez Vera; las hermanas Leticia y Fani Molina Ochoa; así como Ivette y Jannet Hernández Molina fueron asegurados por personal de la dependencia. Las mujeres fueron remitidas al penal de Santa Martha y el sujeto al Reclusorio Oriente, acusados por el delito de trata de personas en su modalidad de trabajos forzados.

La PGJDF informó que se trata del primer caso de este tipo que se presenta en la Ciudad de México.