Una serie de atentados cordinados en París, Francia dejó 60 muertos y cien rehenes.

Debido a la gravedad de la situación el presidente francés Francois Hollande a declarado estado de emergencia en todo Francia, también ordeno el cierre de fronteras.

Por su parte el presidente estadounidense Barack Obama se solidarizó con el país europeo.

"Estamos preparados y dispuestos a prestar toda la ayuda que el gobierno y el pueblo de Francia necesite".

Todo ocurrió poco antes de las 10 de la noche hora local de este viernes, en el distrito once de la capital francesa.