La alta ejecutiva de Korean Air, Cho Hyun-ah, pidió disculpas públicas por el escándalo que protagonizó durante un vuelo de Nueva York a Corea del Sur.

Hyun-ah, quien es hija de Cho Yang-ho, presidente de la aerolínea, discutió con una de las asistentes de vuelo por haberle dado nueces de macadamia en una bolsa, en lugar de servírselas en un plato, reseñó BBC.

Según ese medio, la ejecutiva ordenó al capitán regresar el avión al terminal para expulsar a la asistente que no le sirvió las nueces en un plato.

Hoy la mujer pidió disculpas en Seúl por haber retrasado el vuelo y haber ofendido a la tripulación. Horas antes su padre hizo lo propio y destacó: "Ruego que me culpen a mí por la situación, porque todo es mi culpa. Fracasé a la hora de educar adecuadamente a mi hija".