A finales del 2015 aumentó el número de drones en diferentes partes del mundo.

Los drones son utilizados para hacer tomas áreas, ya sea en eventos al aire libre o en salones cerrados.

En algunos países el manejar estos aparatos no es muy aceptado, tal es el caso de Holanda. La policía holandesa trabaja formas eficaces y avanzadas para contrarrestar el creciente número de drones en el cielo de ese país.

Para poder combatir ese problema la compañía holandesa Guard from Above utilizará águilas que serán entrenadas para cazar esos aparatos electrónicos, “una solución de baja tecnología para un problema de alta tecnología”, menciona la compañía.

Según Ben de Keijzer, cofundador de Guard from Above, "dos de las características más impresionantes de las aves, son su velocidad y su poder".

Agencia

Foto: