Según un estudio realizado recientemente por la escuela Friedman de Nutrición y Ciencias Políticas en la Universidad de Tufts, en Estados Unidos, lo mexicanos tienen mayor posibilidad de morir por las bebidas azucaradas que por la violencia.

El estudio publicado en la revista “Circulation” estima que al menos 24 mil mexicanos mueren cada año a consecuencia de la diabetes, cáncer y problemas del corazón, enfermedades vinculadas con el consumo de bebidas azucaradas.

A nivel mundial el número de personas que mueren por el consumo de bebidas azucaradas abarca las 184 mil y la mayoría padece diabetes.

De 20 países investigados, la tasa de mortalidad más alta la lleva México, con un estimado de 405 muertes por un millón de adultos.

Estados Unidos ganó la segunda posición como uno de los mayores consumidores de bebidas azucaradas, con un estimado de 125 muertes por un millón de adultos. Sin embargo, el número de muertes por año fue de 25 mil personas, ligeramente mayor que México.

La tasa de mortalidad en México debido a estas bebidas es alarmante, pero no tanto si se conoce que es el país más consumidor de refresco. Según las estadísticas, cada mexicano consume al año casi 163 litros de este tipo de bebidas.

Para prevenir los problemas de salud, el Gobierno mexicano ha establecido impuestos a todos los productos que tienen un gran contenido de azúcares, junto con la comida chatarra, informó el portal “Global Post”.