El presidente de Gambia, Yahya Jammeh, ha declarado que degollará a los hombres gays que vivan en la pequeña nación de África, al tiempo que afirmó que occidente no podrá hacer nada para detenerlo.

Jammeh, de 49 años, ha gobernado el país desde 1994. El líder gambiano siempre ha manifestado sus opiniones homofóbicas y nunca se ha inmutado por ellas. En esta ocasión hizo estas declaraciones durante su gira en una visita a la región de North Bank.

“Si eres un hombre que quiere casarse con otro hombre en este país y te encuentro, te cortaré el cuello y nadie pondrá los ojos en ti otra vez y ninguna persona blanca podrá hacer nada al respecto”, dijo en la lengua wolof a una multitud en la ciudad de Farafeni mientras hablaba sobre el fomento de un ambiente saludable para los jóvenes del país.

Los Estados Unidos y la Unión Europea han reducido tanto la ayuda al país en el último año, citando preocupaciones generales sobre las continuas violaciones de los derechos humanos, que incluye la introducción al país de una ley contra la homosexualidad que puede conducir a cadena perpetua en prisión.

Este fue solo el último de sus comentarios hostiles que Jammeh ha hecho sobre la homosexualidad, con el que intentar mostrarse como el dictador que busca mantener el control del poder, el cual fue puesto en peligro por un intento de golpe de estado mientras él estaba fuera del país el 30 de diciembre del año pasado, informó el portal estadounidense Vice News.