Los precios del petróleo seguían hundiéndose este lunes al término de los intercambios europeos, alcanzando precios de hace cinco años y medio, lastrados por la abundante oferta y la fortaleza del dólar.

Hacia las 17H00 GMT, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en febrero valía 53,09 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres, 3,33 dólares menos que el viernes. Hacia las 16H30 GMT, la referencia europea de crudo llegó a caer a 52,66 dólares, su nivel más bajo desde mayo de 2009.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de "light sweet crude" (WTI) para la misma entrega perdía 2,42 dólares a 50,27 dólares, una caída del 5% en un solo día. El WTI llegó a su nivel más bajo desde abril de 2009 hacia las 16H30 GMT, a 49,95 dólares el barril.

El precio se resiente por la creciente oferta mundial. "Muchas regiones petroleras, como el continente estadounidense, Rusia o África Occidental experimentan un fuerte aumento de la producción", explicó a la AFP Christopher Dembik, analista de Saxo Banque.

La oferta mundial de crudo seguirá siendo abundante en el primer semestre de 2015, sobre todo gracias a Irak y Rusia, que compensan ampliamente los problemas de producción de Libia, según los expertos.

La terminal petrolera de Al Sedra, en el este de Libia, fue víctima el 25 de diciembre de un incendio a raíz de los bombardeos de milicianos de la coalición Fajr Libya (Alba de Libia).

El fuego ha sido controlado, pero el país sigue hundido en el caos y su producción se calcula en unos 300.000 barriles diarios, muy por debajo del millón de barriles diarios que esperaban las autoridades.

Las exportaciones iraquíes de petróleo alcanzaron en diciembre su nivel más alto en décadas, según el portavoz del ministerio de Petróleo Asem Jihad.

En Rusia, la producción de petróleo también registró un nuevo máximo en diciembre, según analistas.