El poder podría ser la fuente de la juventud, aunque también podría ser lo que ha hecho que políticos alrededor del mundo envejezcan a una velocidad impactante.

¿Cómo han cambiado presidentes como Barack Obama, Enrique Peña Nieto o Juan Manuel Santos desde que tomaron el poder? Existen mandatarios cuyo rostro muestra el inevitable paso del tiempo, aunque también existen otras, como Dilma Rousseff, quien pareciera no envejecer.

En la galería ustedes podrán encontrar a los principales líderes de América Latina y del mundo a través de los años. ¿A quién le ha ido peor? Ustedes tienen la última palabra.