Un artículo publicado el año pasado por un hombre que perdió a su hermana en los atentados del 11 de septiembre de 2001, ha retomado fuerza y se ha vuelto viral.

El autor, Steve Kandell, tituló su artículo “El peor día de mi vida es la atracción turística más popular de Nueva York”, mismo que fue publicado en  el portal "Buzz Feed".

Mediante su relato, Kandell cuenta lo difícil que fue entender la creación del Museo Memorial 9/11, un sitió donde según él, todo el espectáculo público y el dolor personal convivirán por siempre.

A pesar de su perdida, este nunca hizo parte de las ceremonias en las que se involucraban las familias que habían sufrido de la misma manera.

En consecuencia, la creación del memorial le parece un poco ilógica. Reconoce fue construido con una intención de respeto, pero también cree que también demuestra la parte más violenta de la historia para justificar lo costoso de las entradas.

Tras describir su recorrido dentro del lugar, el autor comentó: “¡Este edificio, esta experiencia no es más que el punto final lógico para nuestra tragedia nacional!”.

El cuerpo de la hermana de Kandell fue uno de los que nunca se encontró tras el atentado.