El Pentágono envió por error muestras de ántrax vivo a un laboratorio, hecho que provocó una revisión urgente para ver si cualquier otro ántrax vivo ha sido recibido.

La muestra procedía de un laboratorio militar en las instalaciones de Dugway, Utah, según dos funcionarios de defensa.

Ellos no dieron a conocer el laboratorio que recibió el ántrax vivo, pero avisaron que el mismo laboratorio fue el que informó haber recibido la muestra.

Toda la milicia, el gobierno y los laboratorios comerciales que pueden haber recibido muestras ahora están revisando su inventario de ántrax.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades también están ayudando a la investigación,  informó el canal estadounidense “CNN”.