El partido de extrema derecha holandés PVV lideraba este lunes un sondeo con vistas a las elecciones de marzo, después de tres semanas de proceso contra su dirigente Geert Wilders, juzgado en Holanda por incitación al odio racial.

Si se celebraran elecciones esta semana, el Partido de la Libertad (PVV), de Geert Wilders, se convertiría en el primer partido del país, con 33 escaños de los 150 que tiene la cámara baja del parlamento holandés, según un sondeo semanal de referencia del instituto Maurice de Hond.

Los holandeses están llamados a las urnas en marzo para las elecciones legislativas.

El PVV ocupa actualmente 12 escaños de la cámara baja.

"El proceso contra Wilders ha reforzado la tendencia electoral positiva del PVV, registrada desde la elección de Donald Trump" para presidir Estados Unidos, afirmó el instituto.

Según este sondeo, el Partido Popular Liberal y Demócrata (VVD), del primer ministro, Mark Rutte, quedaría en segunda posición, con 25 escaños, frente a los 41 que tiene actualmente.

Geert Wilders está procesado por haber prometido "menos marroquíes" en Holanda durante una fiesta tras las elecciones municipales de marzo de 2014 en La Haya.

En el último día de su juicio, el pasado miércoles, Geert Wilders declaró ante los jueces no "ser racista", en una intervención de 15 minutos retransmitida en directo por televisión. "Si me juzgan culpable, es a la mitad de Holanda a quienes juzgan culpable", dijo.

La fiscalía pide una multa de 5.000 euros, mientras que el fallo se hará público el 9 de diciembre, según lo previsto.