Este domingo, durante la oración del Angelus, Jorge Bergoglio anunció la nominación el próximo 14 de febrero de 20 nuevos purpurados, de los cuales 15 tienen menos de 80 años y podrán, por tanto, votar en caso de cónclave.

Dos días antes de la ceremonia solemne de investidura, el papa examinará junto con todo el Colegio Cardenalicio, convocado para un consistorio, la reforma de la Curia Romana, uno de los mayores desafíos de su pontificado.  

De la Curia, equivalente al gobierno del Vaticano, solo ha nombrado como cardenal a uno de sus miembros, el francés Dominique Mamberti, exministro de Exteriores de la Santa Sede.

Cuatro europeos (dos italianos, un español, el arzobispo de Valladolid, Monseñor Ricardo Blázquez Pérez, y un portugués, el patriarca de Lisboa, Monseñor Manuel José Macário do Nascimento Clemente) estarán entre los nuevos cardenales electores. 

Pero el papa Francisco ha vuelto a innovar, como ya hizo en febrero de 2014, eligiendo a prelados de diócesis de las que nunca había salido ningún cardenal. 

El arzobispo de Rangún, Monseñor Charles Maung Bo, se convertirá así en el primer cardenal birmano de la historia de la Iglesia. Con Monseñor Francis Xavier Kriengsak Kovithavanij, de Bangkok y Monseñor Pierre Nguyên Văn Nhon de Hanoi, el papa ha reforzado la presencia asiática en el seno del colegio cardenalicio.

Los nombramientos:

Entre los nuevos Cardenales menores de 80 años hay cinco de Europa (uno de España), tres de Asia, tres de América Latina, dos de África y dos de Oceanía:

Mons. Dominique Mamberti, Arzobispo titular de Sagona, Prefecto del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica.
Mons. Manuel José Macário do Nascimento Clemente, Patriarca de Lisboa (Portugal).
Mons. Berhaneyesus Demerew Souraphiel, C.M., Arzobispo de Addis Abeba (Etiopía).
Mons. John Atcherley Dew, Arzobispo de Wellington (Nueva Zelanda).
Mons. Edoardo Menichelli, Arzobispo de Ancona-Osimo (Italia).
Mons. Pierre Nguyên Van Nhon, Arzobispo de Hà Nôi (Vietnam).
Mons. Alberto Suárez Inda, Arzobispo de Morelia (México).
Mons. Charles Maung Bo, S.D.B., Arzobispo de Yangon (Birmania).
Mons. Francis Xavier Kriengsak Kovithavanij, Arzobispo de Bangkok (Tailandia).
Mons. Francesco Montenegro, Arzobispo de Agrigento (Italia).
Mons. Daniel Fernando Sturla Berhouet, S.D.B., Arzobispo de Montevideo (Uruguay).
Mons. Ricardo Blázquez Pérez, Arzobispo de Valladolid (España).
Mons. José Luis Lacunza Maestrojuán, O.A.R., Obispo de David (Panamá).
Mons. Arlindo Gomes Furtado, Obispo de Santiago de Cabo Verde (Archipiélago de Capo Verde).
Mons. Soane Patita Paini Mafi, Obispo de Tonga (Tonga).

Los cinco arzobispos y obispos eméritos que recibirán la púrpura cardenalicia son

Mons. José de Jesús Pimiento Rodríguez, Arzobispo Emérito de Manizales. (Colombia)
Mons. Luigi De Magistris, Arzobispo titular de Nova, Pro-Penitenciario Mayor emérito (Italia).
Mons. Karl-Joseph Rauber, Arzobispo titular de Giubalziana, Nuncio Apostolico (Alemania).
Mons. Luis Héctor Villalba, Arzobispo emérito de Tucumán (Argentina).
Mons. Júlio Duarte Langa, Obispo emérito de Xai-Xai (Mozambique).